NOTAS

01

Esta nueva paternidad

La paternidad es un rol que se ha transformado con las últimas generaciones. Si miramos unos cuantos años para atrás, tradicionalmente las palabras madre y padre tenían un significado diferente y correspondían a otras funciones, destrezas, posiciones y actitudes.

Por Marialaura Ibarra

“Madre era la protectora, abnegada, paciente, ama de casa, cuidadora, cariñosa, generosa, permisiva (...) Padre era el autoritario, distante, ausente, proveedor, de pocas palabras, dueño de la verdad, la fuerza y la justicia, serio, seco...”, según la publicación "Mi papá me cuida. Guía de cuidados infantiles para una nueva paternidad". Frente a esta visión no cabían dudas sobre las funciones de cada uno.

Con el paso de los años el cuidado, la crianza y la educación de los hijos dejó de ser una función exclusiva de las madres. Ahora nos enfrentamos a una nueva paternidad que comparte ese camino: vemos a papás comprometidos en la crianza, modificando sus rutinas, ya que deciden vivir el "ser papá" de otra manera, removiendo esquemas y modelos para crecer junto a sus hijos.

En este marco, ya no es raro ver a un padre que vaya con su pareja a las clases de parto para poder acompañarla y contenerla en el nacimiento de su hijo, yendo a hacer las compras diarias del hogar con sus hijos o llevándolos al control con el pediatra.

Estos hombres eligen día a día llevar adelante una paternidad diferente, involucrada, sensible, participativa, guiada por las necesidades de sus hijos. Y aquí no podemos dejar de lado a esas madres que los dejan ser, los dejan ocupar su lugar, ya que a veces en la vorágine de la crianza no es tan fácil dar un paso al costado y dar el lugar que le corresponde al otro, dado que generalmente creemos que nosotras lo hacemos mejor.

Es que, como dice el pediatra español Carlos González: "Al ser padres nos damos cuenta de que nada de lo que hemos hecho antes, o de lo que podremos llegar a hacer en el futuro, es tan importante como amar y cuidar a nuestros hijos. Es lo más trascendente, tal vez lo único trascendente".